Ir al contenido principal

“El peligro es bueno”, dice Pérez-Reverte

Estoy yo también plenamente convencida de que las experiencias positivas no son solo las fáciles y cómodas sino las que te hacen arriesgar obligándote a cuestionarte tus propias convicciones. Y no importa que al final cambie de idea, o de punto de vista: lo que cuenta es que la experiencia que le ha hecho dudar de tener la razón. Exactamente lo que me ha ocurrido escuchando a Pérez-Reverte en el Festival literario de Mantua.
Al comienzo el encuentro parecía estándar: Abate en el papel de conductor del acto ha elegido un discurso muy laudatorio y su colega español ha estado a la altura de la situación (a la altura también ha estado, como es habitual, la intérprete Giovanna Melloni). Respecto a su trabajo como escritor, PR ha confesado que no le gusta escribir: “Lo detesto. Lo que me gusta es imaginar, contar historias, escucharlas, ir a dormir cada noche pensando en qué escribiré el día después. Me gusta este estado de vigilia como si yo fuese un cazador que va a dar una vuelta con el fusil. Pero el acto mecánico de escribir y corregir me resulta muy desagradable. Soy un escritor que odia escribir. Esa es la verdad, no es broma” Ya desde el inicio, si no lo conocía, ha dejado claro que PR no es, desde luego, un tipo ordinario.

Su última novela, EL CODIGO DEL ESCORPIÓN (Falcó en castellano) se ha ambientado en los año de la Guerra Civil española, contexto que ya había utilizado hace años en un libro destinado a los jóvenes y que no ha sido traducido al italiano , ha resaltado Abate. A partir de este momento he sentido la curiosidad por saber por qué ha querido volver al argumento: “la generación que ha hecho la guerra ha muerto. Los hijos de esta generación son mayores o están ya muriendo. Ahora hay una segunda, tercera, cuarta generación que no conoce la guerra de primera mano y vivimos además unos tiempos en que se exigen simplicidad y etiquetas fáciles: esto está provocando una versión peligrosa de la guerra civil” ha respondido el escritor español para después añadir: “Cuando uno está lejos de una cosa ve esa cosa clara: hay una parte buena y una mala. Pero cuando se vive con la gente, se fuman sus cigarros, se les ve sufrir, soñar, morir…. La frontera se convierte en algo muy difuso, fugaz. En España está sucediendo que todo está siendo etiquetado con demasiada facilidad. España es un país mucho más peligroso que Italia: somos capaces de explotar un edificio si ha sido construido por la facción contraria. Por eso he escrito “El código del escorpión”, novela en la que hay mucha provocación. Considerando sin embargo algunas propuestas procedentes últimamente del mundo antifascista, incluso a nivel institucional, cualquier temor debería llegar incluso a nuestro país…

Volviendo al nuevo libro, después de haber señalado el intento de provocación, PR ha precisado que “cuando hablo de dolor y de muerte, hablo de cosas que tengo dentro”. También el protagonista, Falcó, espía franquista, nace de la experiencia personal. “Con quince años comprendí que las chicas pasean de la mano con los caballeros pero se van a la cama con los canallas. Falcó aprovecha bien este descubrimiento de mis quince años”. Después, volviéndose serio, sobre la doble naturaleza del personaje (cínico y afable) ha afirmado PR haber conocido “tantas personas como Falcó. Yo mismo en algunas ocasiones he debido actuar como lo hace él en cuestiones de supervivencia. Falcó no es fruto de la literatura o de las charlas en el bar entre escritores. Es resultado de una vida real y dura. Por tanto es un personaje real. He pagado un alto precio para saber cómo son las cosas que él hace y esta novela es el resultado. Pero conlleva remordimientos”.

Éste ha sido el punto de inflexión en el encuentro, marcado por un tenue hilo de aplausos, hecho subrayado por el propio PR. Un momento gélido cuando el escritor ha afirmado que “matar, torturar, ser violento… son actos naturales. Aquí no los tenemos, los hemos olvidados. Los que no lo han olvidado tienen más posibilidades de sobrevivir si esto se cae”. “Un tercio de los que aquí estamos podría ser un perfecto asesino” ha afirmado a continuación comentando que su encuentro con un francotirador, las horas que pasaron juntos mientras trabajaba, le contó su trabajo como profesor de música y le habló de su familia… Es un error sin embargo ver estas declaraciones como meras provocaciones: además de reconectar con el discurso del lobo que hay dentro de nosotros (discurso del mismo día de Ayelet Gundar Goshen) nacen de la experiencia de veinte años de PR como reportero de guerra. Para corroborar su objetividad está también el hecho de que ha dejado este trabajo en el momento en que se dio cuenta de que lo que hacía, transmitir estos hechos, no podía hacerlo con la neutralidad necesaria: el deber de un cronista era – y es- para él transmitir esa información y dejarla al juicio, a la valoración de la audiencia. “Los libros me han ayudado a entender que el horror, la muerte, el dolor… son parte de la vida tanto como la felicidad. No me han salvado: me han dado una manera de vivir” ha contado.

“Te has alejado del frente, pero el frente ha vuelto” ha comentado Abate, llevando la conversación a la dramática actualidad. “El frente siempre ha estado aquí, lo habíamos olvidado” ha respondido PR lapidario: “creíamos estar a salvo, pero yo sabía que no era así. Entonces la vida llama y dice “Bienvenido a la vida real”. Hemos sido golpeados por el destino: hemos pasado demasiados años sin recordarlo. No es que esté contento pero creo que es saludable que la Historia se repita y nos recuerda además donde estamos y quienes somos”. Recogiendo después las declaraciones del día siguiente del atentado en Barcelona, citadas oportunamente por Abate, PR ha afirmado que sí “es necesario tener miedo: es la falta de miedo lo que ha hecho que ahora estemos en peligro. Esto no significa que tengamos que tener miedo siempre, pero sí vivir con la conciencia de que este mundo es peligroso. Si estás despierto, si conoces la Historia, sabes distinguir las señales. Vivir alerta es más bello, satisfactorio y emocionante. Europa y Occidente han perdido esta capacidad: nos hemos dormido en el bienestar, en la tranquilidad. Si uno está en peligro, es mucho más solidario, necesita a los demás. Es en el dolor y en la felicidad cuando se mira al resto a la cara, se buscan amigos, compañía. El peligro te mantiene vivo, ¡es bueno!”. Su entusiasmo no parece sin embargo calar entre la audiencia.

Tras la invitación de Abate, PR ha argumentado una afirmación que ha dicho recientemente acerca de la incompatibilidad entre el mundo árabe y la democracia: “me gusta mucho el mundo árabe, he sido muy feliz allí, incluso en periodo de guerra. Conozco sus virtudes, les respeto mucho. Pero la Historia no puede ser cambiada. Es bueno que vengan: somos viejos y no queremos trabajar más, hacen lo que no queremos hacer más, pero hay una línea roja que no se puede superar, porque ¡nos ha costado tanto eliminar ciertas cosas! Durante siglos las personas han muerto para defender la libertad de pensamiento y no podemos tolerar que esto vaya hacia atrás. Vienes aquí, pero con nuestras reglas. Es un discurso políticamente incorrecto, pero creo que no ocurrirá: somos muy cobardes para lo que he dicho antes. Es un problema muy complejo que no tiene solución”. Bofetadas verbales que en retrospectiva parecen caricias comparándolas con las palabras que pronunció a continuación: “Vivíamos en el bando bueno de Roma y no es posible vivir en el bando/lado cómodo de Roma y después aplaudir a los bárbaros, es necesario elegir. Le recordamos que muchos romanos ayudaron a los bárbaros en Roma: es legítimo defender a los bárbaros como es legítimo defender “mi bando”. Pero esta Europa no tiene memoria, pretende estar en los dos bandos. Creo que Roma se merece ser golpeada”. Cierto, PR no quería tanto decir que tenemos la culpa por ese descuento, en tanto que, se necesita vivir este shock, pero por un momento muchos de nosotros- pienso que más de un tercio- le hemos enviado malos pensamientos.

Para aligerar un poco el clima, Abate vuelve al pasado, a la guerra civil española, para preguntar al invitado con quien se habría desplegado: “La mayor parte de los españoles se desplegaron donde les tocó. Yo lo habría hecho así. Hoy día no combatiría con ninguno. En la guerra vista de cerca son solo hombres que ponen en marcha un ritual antiguo”.



Traducción al castellano de la noticia:
https://www.ilmiogiornale.org/pericolo-buono-arturo-perez-reverte-dixit/

Comentarios

Entradas populares de este blog

Arturo Pérez-Reverte sobre la mujer (Día internacional de la mujer)

Un pequeñísimo extracto de varias entrevistas realizadas al escritor Arturo Pérez-Reverte.





Arturo Pérez-Reverte entrevistado por MujerCountry en junio de 2013


La mujer de ahora –Ana Karenina y Madame Bovary de hecho ya no existen– hace frente a nuevos desafíos sin dejar de ser lo que era. La mujer es una cosa nueva y trabaja, se enfrenta a la vida, compite con el mundo, tiene un nuevo desafío vital al que hacer frente, pero también tiene las marcas del pasado, es la mujer del futuro sin dejar de ser la de antes. Esto la somete a tensiones complejísimas de las que no siempre el varón es consciente. Hay conflictos nuevos, personajes literarios nuevos porque esa mujer antes no existía. Se da lugar a una ética femenina que nada tiene que ver con lo que era la masculina. Entonces, la mujer es la que puede aportar más novedad literariamente, es un personaje más prometedor y más apasionado. Me interesa la mujer que tiene un trabajo entre hombres, que tiene un hijo en casa y un amante, y me …

Entrevista en la revista Arte de vivir

"Max. Los años 20". El cómic