Ir al contenido principal

Carteles e información técnica de la obra de teatro que adapta la novela EL PINTOR DE BATALLAS





Intérpretes: JORDI REBELLÓN Y ALBERTO JIMÉNEZ
Dramaturgia y dirección: ANTONIO ÁLAMO
Espacio escénico: CURT ALLEN WILMER
El pintor del mural: ÁNGEL HARO
Iluminación: MIGUEL ÁNGEL CAMACHO
Vestuario: MIGUEL ÁNGEL MILÁN
Dirección de producción: GINA AGUIAR
Distribución: EMILIA YAGÜE

LA ÚLTIMA FOTO
Arturo Pérez Reverte, que fue reportero de guerra durante 21 años cubriendo, entre otras, la guerra de Bosnia y, en concreto, el asedio de Vukovar por los serbios, publica “El pintor de batallas” en el año 2006, una de sus novelas más intensas que, al igual que en “Territorio comanche”, se nutre de la vivencia en primera persona de los conflictos bélicos que cubrió en su labor como periodista. La concentración espacial y de caracteres de esta narración la convierten en carne de cañón del teatro. No es solo una obra sobre las guerras sino que un abanico de temas interconectados --la pintura y la fotografía, la experiencia y su recuerdo, el silenciado dolor de las víctimas y sus impasibles testigos, víctimas y verdugos, el amor y su pérdida o las complejas y matemáticas combinaciones del tiempo y el azar— se despliega en ese duelo a vida y muerte entre el fotógrafo Faulques y su retratado Ivo Markovic y, sobre todo, pone ante nuestros ojos una serie de dilemas morales casi irresolubles.
Antonio Álamo

Entradas populares de este blog

Arturo Pérez-Reverte sobre la mujer (Día internacional de la mujer)

Un pequeñísimo extracto de varias entrevistas realizadas al escritor Arturo Pérez-Reverte.





Arturo Pérez-Reverte entrevistado por MujerCountry en junio de 2013


La mujer de ahora –Ana Karenina y Madame Bovary de hecho ya no existen– hace frente a nuevos desafíos sin dejar de ser lo que era. La mujer es una cosa nueva y trabaja, se enfrenta a la vida, compite con el mundo, tiene un nuevo desafío vital al que hacer frente, pero también tiene las marcas del pasado, es la mujer del futuro sin dejar de ser la de antes. Esto la somete a tensiones complejísimas de las que no siempre el varón es consciente. Hay conflictos nuevos, personajes literarios nuevos porque esa mujer antes no existía. Se da lugar a una ética femenina que nada tiene que ver con lo que era la masculina. Entonces, la mujer es la que puede aportar más novedad literariamente, es un personaje más prometedor y más apasionado. Me interesa la mujer que tiene un trabajo entre hombres, que tiene un hijo en casa y un amante, y me …

"Hombres buenos" en la revista Suite Magazine (diciembre 2017)

"De Pavia a Rocroi" en La Razón (10 de diciembre de 2017)