21 de diciembre de 2012

Recomendaciones de regalo literarias en Revista Mía

La Revista Mía últimamente epata con sus regalos. En el número que está ahora en quioscos por un precio irrisorio disfrutaremos, creo, de una muestra de máscara de pestañas (perfecta para algún "amigo invisible") y de estas recomendaciones de regalo literarias: sin duda, lo mejor del año.

Top libros de la revista In Touch

Arturo Pérez-Reverte, Mario Vaquerizo y Bernardo Stamateas están esta semana en el top libros de la revista In Touch

20 de diciembre de 2012

Entrevista en La Ventana de Cadena Ser

Ideas de regalo para navidad: un "reverte" dedicado

Si aún no tienen los reyes comprados, y tienen pensado acercarse al centro a ver la Plaza Mayor, las luces, el árbol,... háganlo el 27 por la tarde. Un poco antes de llegar a la Plaza Mayor está la librería Méndez, una joya entre las pocas librerías de toda la vida que quedan en la capital. De visita obligada, y el día 27 más. No todos los días uno se puede llevar firmado un ejemplar de la última novela del Duque de Corso. De ella o de cualquier otra: la mítica El Club Dumas, la romántica El asedio, la aventurera La Carta Esférica, la naviera Cabo Trafalgar, la bélica Un Día de Cólera, ... Gustos para todos y la dedicatoria de una de las plumas más ágiles y la lengua más crítica de nuestra literatura, D. Arturo Pérez-Reverte http://www.alfaguara.com/uploads/imagenes/itemcontenido/banner/201212/banner-presentaciones-nueva-novela-arturo-perez-reverte.jpg

El perro de Rocroi, dibujado por Fabio (4 años)

11 de diciembre de 2012

Firma de ejemplares en FNAC Callao

Si no tienen aún su ejemplar firmado de El tango de la Guardia Vieja (Arturo Pérez-Reverte, Alfaguara), ya están tardando. El autor les da una nueva oportunidad de conseguir el mejor regalo de reyes dedicado. Será el próximo miércoles 19 de diciembre en FNAC Callao a las 19.30h

"Ojos azules" en el suplemento cultural de Diario de Pontevedra (29 de marzo de 2009)

8 de diciembre de 2012

La mujer que teje. Reseña de El tango de la Guardia Vieja

Si una novela comienza con Conrad, dice mucho de ella. Y si la novela bebe de Fitzgerald y de Faulkner, dice aún más.
La crítica, o la editorial, definió El Asedio(Alfaguara, 2010) como el novelón de Pérez-Reverte. Nada más lejos de la realidad.No estaban al tanto de lo que el autor tenía entre manos. En El tango de la Guardia Vieja encontramos todos los elementos de Reverteland. Y no sólo que sus dos protagonistas, Max y Mecha, tengan dentro de sí mismos todas las características de los personajes revertianos. También miradas y héroes cansados, actitudes y comportamientos ante la vida, la dignidad final, la asunción de las reglas, el iceberg, el Titanic, la biblioteca que arde, el refugio, la trinchera, el libro, la botella de Vranac junto a los amigos, etc

En El tango de la Guardia Vieja hay una apuesta, dos músicos. Un tango frente a un bolero. Troeye se enfrenta a Ravel por componer la melodía más bella del mundo. Troeye parte con ventaja. Junto a él, la mirada miel de Mecha, su mujer. Un matrimonio culto, refinado, elegante, joven, vistoso y admirado. La élite. Se embarcan hacia Buenos Aires. En el Cap Polonio trabaja Max, el bailarín profesional, el encandilador de mujeres, el rufián encantador, el seductor, el casanova, el embaucador, tramposo, pillo, ladrón, gigoló.
Pronto Max se fija en Mecha. Y saltan las chispas. Y entre una Honeybee y la siguiente ella se deja llevar, parece ser, por el tango de Max. Se dejan ver en la sala de palmeras, bailando, bajo la mirada escrutadora de Armando, que no pierde un momento y al que no le tiembla la voz ni un ápice cuando Mecha le confiesa que se está enamorando del rufián encantador.
Buenos Aires, arrabales, bajos fondos. Un viaje simbólico a lo más oscuro, de la ciudad, de la mente, del alma. Les acompaña una bailarina polaca y ya millones de lectores que, extasiados ante las varias escenas de sexo a varias bandas, asumen la turbiedad que hay en cada mujer.
Pasan los años y sin despedirse en tierra argentina, Mecha y Max vuelven a encontrarse en Niza. Por motivos distintos, ambos se ven enfrascados en una trama de espionaje. Redacción ágil. Conversaciones rápidas. Escenarios en tecnicolor. Vuelven a encontrarse. Y con ellos sigue expectante a su lado, la sombra de Max, su pasado y presente. Y ella, con su sombra, continua trazando en torno a él, ese baile silencioso pero agitado. Geometría y sexo.
Años después en Sorrento, ya sin sombra, Max, el hombre. Vuelve los ojos al pasado tratando de ver en ella el ayer: lo que fue él, ella.O ambos.
¿Qué fueron? ¿Se amaron? ¿Pudieron hacerlo? ¿Cómo se ven en los ojos del otro? ¿Acaso puede uno mirar el pasado con los ojos del presente?
La mujer que teje en torno al hombre una telaraña de rincones turbios, de ámbitos oscuros. Mecha teje en esta novela una telaraña de emociones, al servicio de un escritor inspirado que decide sembrar pequeños granos... en torno al lector, para que este vea crecer entre las líneas de la novela, un mundo burgués, unas pasiones mundanas, un preciosismo descriptivo, unas maneras "muy de antes", perfumes, cadencias, momentos, música, olores, fotografía, gestos, actitudes,... Y a la manera de Faulkner, la trama se entrelaza, los tiempos se solapan uno tras otro de un modo sutil, coherente, preciso y ordenado. Sin brusquedad. Con elegancia.
Un consejo, guarden sus emociones a buen recaudo antes de leer esta novela. Dice el autor que ha aprendido a reventar cajas fuertes. Guárdenlas a buen recaudo. Se le da bien. Lo de emocionarnos, digo. Lo hace con unas páginas finales ante las que es imposible cualquier tipo de guardia. Pocas últimas páginas han hecho humedecerse los ojos de una servidora. Solo dos. Uno es considerado una leyenda. El otro está camino de serlo. Pérez-Reverte despide el año del fin del mundo con la novela más crepuscular de entre todas las suyas. El racconto sutil de una decadencia. De la decadencia del héroe. Del hombre.
Tras esto, solo el genio sabe lo que nos aguarda en la próxima.

4 de diciembre de 2012

Las lecturas de Pérez-Reverte

Publicado en Telva. Diciembre de 2012.
LAS LECTURAS DE PÉREZ-REVERTE
Publica "El tango de la Guardia Vieja" (Alfaguara) "una historia romántica entre un rufián elegante y una señora inteligente a lo largo del siglo XX" y nos desvela sus básicos.
En su biblioteca tiene más de 30.000 volúmenes. Lector precoz, voraz y apasionado, antes de comentar sus títulos favoritos nos hace una advertencia: "Vaya por delante que no son los libros más importantes de mi vida, sino los que recomendaría a un amigo al que le gustara leer":
MEMORIAS DE ULTRATUMBA - Chateubriand
VICTORIA- Joseph Conrad
HISTORIA VERDADERA... . Bernal Díaz del Castillo
EL DIABLO ENAMORADO- Jacques Cazotte
ENSAYOS- Montaigne
BIBLIOTECA CLÁSICA GREDOS
EL ENIGMA DE LAS ARENAS- Erskine Childers

28 de noviembre de 2012

Sergio Vila SanJuán presenta mañana en Barcelona "El tango de la Guardia Vieja" de Pérez-Reverte

Hace una semana publicó en el suplemento que dirige esta reseña de la obra:

Reseña de las presentaciones de El tango de la Guardia Vieja en Madrid

Podéis leer la CronicAda en el siguiente enlace: http://www.capitan-alatriste.com/modules.php?name=Forums&file=viewtopic&t=4222&start=320 Saludos

27 de noviembre de 2012

Presentación de El tango de la Guardia Vieja en el Teatro Español

Ernest Alós entrevista a Arturo Pérez-Reverte en El Periódico de Cataluña

Arturo Pérez Reverte, el pasado miércoles en Madrid, paseando por los aledaños de la Real Academia Española. (AGUSTÍN CATALÁN) Arturo Pérez Reverte: «El sexo en una novela es un campo de minas»
Publica ‘El tango de la guardia vieja’
ERNEST ALÓS
MADRID
Noviembre de 1928. En el trasatlántico Cap Polonio, el destino de Max Costa, bailarín profesional, ladrón de guante blanco, gigoló y desertor de la Legión, se cruza con el de un compositor español que viaja a Argentina en busca de inspiración para componer un tango que compita –es una apuesta– con el Bolero de su colega Maurice Ravel. Y sobre todo con el de su mujer, la granadina Mecha Inzunza. Volverán a encontrarse en los bajos fondos bonaerenses, en la Niza de 1937 y en el Sorrento de 1966. Un largo baile de cuatro décadas, El tango de la guardia vieja , título de la última novela de Arturo Pérez Reverte (Cartagena, 1951). La más romántica de su larga bibliografía.
–La foto de la portada ya tiene todo el ambiente de la novela.
--Me gustó, además, porque es Grace Kelly pero no se la reconoce al primer golpe de vista. La vi y dije: «Esta es la foto». Está en el Carlton de Cannes, durante el rodaje de Atrapa a un ladrón .
–El tango de la guardia vieja. ¿Es un libro que gira alrededor de un tango, o es un tango en sí mismo?
–¿Por qué el tango? Primero, el tango puso música al primer tercio del siglo XX. Segundo, el tango es geometría. Yo siempre me apoyo en algo –las bombas, la esgrima o el ajedrez– que me da una plantilla para encajar la historia en ella. Tercero, el tango es sexo, en vertical y vestidos, pero sexo. Y cuarto, el tango engaña. Uno mira y piensa que es el hombre el que está mandando. Pero cuando uno se fija no es así. El tango es una mujer inteligente tejiendo, en torno a un hombre, un mundo. Y el libro es un tango, sí. Hay tres encuentros y desencuentros a lo largo de 40 años de sexo, de amor complejo, de exploraciones turbias, de soledad, de fracaso elegante. Y, al final, la melancolía cuando la música se ha acabado y los camareros ponen las sillas del salón sobre las mesas.
–También hace historia del tango. ¿Qué es el tango de la guardia vieja?
–El tango que conocemos es el tango alisado, blandito, socialmente adulterado. Rodolfo Valentino, ese tipo de posturas. El tango de verdad era de burdeles, se tocaba más rápido. El tango de la guardia vieja, el antiguo, el original, tenía letras de rufianes, cínicas, golfas, carcelarias. Ese tango llorón, melancólico, del cornudo abandonado, es posterior.
–Hay momentos muy de bajos fondos pero, en conjunto, ¿el libro no es más bien un tango un poco de salón?
– Sí, pero los que lo bailan saben que el tango es otra cosa. Y hacen alguna incursión a ese territorio.
–El sexo tiene en esta novela un papel notable.
–El sexo en una novela es un campo de minas. Es como jugar al siete y medio. Es muy difícil saber cuándo te tienes que plantar. Si te pasas eres vulgar, y si te quedas corto eres mojigato. Contar esas escenas de sexo explícito, complejo, con rincones turbios, a veces no a dos sino a más, pero hacerlo sin caer en la vulgaridad, es un problema de cojones.
–Si bailan un tango y meten pierna no puede venir después un fundido en negro...
–Esta novela requería sexo. La escena del burdel es una escena definitoria. Pero es que ella es muy importante. Ella es la protagonista. Es una mujer inteligente que descubre que tiene rincones oscuros y los explora con serenidad. Y es él quien la mira asombrado. Imagínese una pareja viendo una película porno: el hombre lo que mira es la cara de la mujer. Es un símil vulgar pero plástico. El hombre siempre piensa que es él quien incita a la mujer. Pero se limita a abrir la puerta. La mujer entra por ella y el hombre la sigue acojonado. ¿Quién tiene la imaginación, quién tiene el coraje, quién tiene los huevos? Ellas. El proceso intelectual del sexo de una mujer inteligente es tan complejo... tan lleno de sorpresas narrativas y reales que es fascinante. Max es un buen soldado, un buen chaval, al que se le ve venir. Una mujer como esa, que le dé una palmada y le diga «eres un buen chaval»... es el premio de su vida. Tú conquistas Troya, te tiras por un barranco, atracas un banco, matas a tu mejor amigo... y lo haces por esa mirada. Max es un aventurero romántico, ella es una hija de puta inteligente. Es la mujer con mayúsculas que todos los hombres en nuestra vida hemos querido conocer, y que algunos con suerte han conocido.
–Esa relación se parece mucho a la del corsario Pepe Lobo y la naviera Lolita Palma en El asedio .
–El impulso narrativo es el mismo. Es una ampliación, en el fondo es la misma historia de amor.
–¿Qué le interesa del gran mundo en los años 20, 30 y 60 para convertirlo en el escenario de la novela ?
–Era el decorado necesario. Estoy hablando de un mundo que se extingue. No hay melancolía, era un mundo injusto y clasista, y en esta novela hay mucho rencor social. Pero a la que desaparece ese mundo desaparecen los Max, y las mujeres como Mecha. Aparte, hay un placer personal, estético, en recrear esas maneras, ese glamur .
–Se recrea en los detalles. La marca de los relojes y las camisas, la distribución de espacios en el barco...
–Una novela es un artefacto que uno tiene que montar con meticulosidad relojera. La documentación no es decorativa, tiene una función narrativa. El lector puede no saber que llevar una camisa de Charvet es un lujo, pero todo eso va creando un estado de ánimo adecuado para incorporar los personajes. Si a un húsar que va a cargar le pongo un mechero de butano en el bolsillo, me he cargado al húsar.
–Hay escritores que cuando los pillas con el mechero alegan que, en la ficción, ya se sabe...
–No. La ficción no es disculpa para el anacronismo. A veces el escritor disfraza así su incompetencia.
–Los personajes no son reales, pero ese banquero que financia a Franco se parece a Juan March.
–Claro. Y esa red de espionaje franquista de los barcos para la República, que el servicio secreto italiano también estaba allí... hay una ternura, eso sí, por los agentes italianos. Los italianos me caen bien. Creo que es un país desgraciado como el nuestro, pero con un sentido del humor que hace que tengan menos vileza y menos ruindad que los españoles. El italiano levantaba el brazo y cantaba Giovinezza, pero, mientras, se descojonaba. El español cantaba el Cara al Sol y se lo creía. Quizá, el mismo, después cantaba Els Segadors... Pero dejemos el tema aquí, por favor, y no nos metamos en jardines.

26 de noviembre de 2012

25 de noviembre de 2012

El tango de la Guardia Vieja en un párrafo

Escenarios de El tango de la Guardia Vieja: El Cap Polonio, a bordo de un transatlántico

El famoso salón de las palmeras:
El salón de fumadores:
Paseo junto a cubierta donde Mecha lee "Los cuatro jinetes del apocalipsis" de Blasco Ibáñez, recostada en una de las butacas:
Camarote con mesa lista para varios comensales:
Orquesta Francisco Lomuto, que tocaba en el Cap Polonio:

17 de noviembre de 2012

Escenarios de El tango de la Guardia Vieja: Palace Hotel de Buenos Aires (I)

Hace un tiempo, Arturo Pérez- Reverte nos desvelaba en su blog novelaenconstruccion algunos de los escenarios de su nueva novela, El tango de la guardia vieja. En concreto nos situaba en Buenos Aires, en el Hotel Palace.
Necesito un hotel en Buenos Aires, 1928, para situar la escena en la que Max espera a los De Troeye. Un hotel bueno. Caro. Descarto varias posibilidades hasta dar con el adecuado: El Palace hotel, que estaba frente al actual Puerto Madero, en la esquina de 25 de Mayo y Cangallo. La ventaja de ese hotel es que está bien situado para la escena siguiente, en la que Max y De Troeye suben caminando por la calle Corrientes (detalle importante que anoto: la calle estaba en obras por aquella época) hasta Florida. Eso me permite hacer una descripción breve del ambiente callejero del B. Aires de entonces (mateos, tranvías, tiendas, gente, guardias con uniforme oscuro bajo la sombra de los toldos), como fondo suave de la conversación. Al fin consigo mi botín: una descripción del interior del hotel, en un vetusto cuaderno sobre Buenos Aires que encuentro en una librería de viejo cerca de la Recoleta. Hay una detallada descripción del vestíbulo y los salones de la planta baja del Palace. A la izquierda la conserjería; a la derecha, recepción. Escalera con baranda de bronce y dos ascensores. (Novelaenconstruccion, Mayo de 2012)
Como continua en ese mismo post, el Hotel Palace hoy día no existe. El hotel tenía ocho columnas de mármol y un vestíbulo estilo XVI. En 1929 llegó la crisis. Tres años después en 1932 fue adquirido por el Banco Hipotecario Nacional (convirtiéndose en su sede). En 2001 fue declarado Monumento Artístico Nacional.
El arquitecto encargado de su diseño fue Carlos Morra En la actualidad es la sede de la Facultad de Filosofía y Letras así como del centro cultural Paco Urondo.
No es fácil localizar el antiguo Palace en la actual Buenos Aires si uno no está bien informado. En los años 30 en que acontecen los hechos de El tango de la Guardia Vieja, el Hotel estaba situado en el 217 de 25 de Mayo, esquina Cangallo con Alem. En la actualidad esas calles tienen otra denominación: 25 de mayo 221 Esquina con Teniente General Juan Domingo General Perón. A escasos metros de la Casa Rosada. Y efectivamente frente a Puerto Madero, como comentaba Arturo Pérez-Reverte. Distan pocos días para disfrutar de su obra, pero ya podemos imaginar a sus personajes en uno de sus escenarios.
(Estas imágenes fueron tomadas en la sede del antiguo Palace de Buenos Aires, en agosto de 2012)

Pepa Bueno entrevista a Arturo Pérez-Reverte para YoDona

Arturo Pérez-Reverte entrevistado en el número de diciembre de la revista AR

5 de noviembre de 2012

Carta anticipada a los Reyes Magos

Noticia con Titular en varios medios digitales: el Gobierno sostiene que un hijo no deseado no daña la salud de la mujer Abro la noticia y el titular tiene poco que ver con el contenido Tela la que se nos viene encima Estimados Reyes Magos: Este año he sido una niña súper-buena y como parece ser que el 31 de diciembre no acabará el mundo, pues os voy a pedir un regalito para el día 6. Me gustaría me traigáis un un cinturón de castidad y un burka hasta que acabe la legislatura del PP. Por favor, el burka que sea bien grande, mínimo una XL, no se me vaya a marcar nada. Y si puede ser me pido la edición con "cerrojo". Este año no os puedo dejar leche para los camellos. Ha subido mucho el IVA y estamos racionalizando el consumo, pero podéis esperar ya que en poco tiempo volverán los del Plan Marshall con su leche en polvo amarillenta caducada. Seguro que los camellos entenderán acerca de la nueva austeridad a la que estamos abocados. Un abrazo, Ada P.D. Se me ha olvidado en la carta pediros un par de cosas más, no os enfadéis ni me tildéis de egoísta ya que no son para mí, sino para todos mis compañeritos: unas rodilleras y un tarro de vaselina. _________________

Rosas de Otoño- Universo de Tangos

En el número 143 de la revista porteña "Rosas de otoño" dedicada al mundo del tango y distribuida a finales de octubre de 2012, "El tango de la guardia vieja", la próxima novela que publica Alfaguara está presente en 3 páginas. En ellas se resume la información de sinopsis y parte del adelanto que ya ofreció El País:
Más información: http://es.calameo.com/read/001099470ec4c4781878b

"El tango de la guardia vieja" en la revista Yale Executive

La revista ejecutiva de Yale University también se ha hecho eco de la próxima publicación de la editorial Alfaguara
Podéis descargar el número en este enlace: http://www.yaleexecutive.us/2yale/7:agosto:septiembre:2012.pdf Yale Executive, agosto-sept. 2012

Revista Placet Noviembre 2012

La revista Placet,mensual y decana dedicada a Madrid y su provincia, dedica gran parte de su sección literaria del mes de noviembre al plato fuerte de Alfaguara, El tango de la guardia vieja, de Arturo Pérez-Reverte
Podéis descargar la revista en pdf desde la web: www.revistaplacet.com

22 de octubre de 2012

El tango de la Guardia Vieja, novedad del otoño de Alfaguara

Así aparece la página dedicada a "El tango de la Guardia Vieja", la próxima novela de Arturo Pérez-Reverte, en el catálogo de novedades de otoño de Alfaguara, la casa editorial.
A partir del próximo 21 de noviembre veremos todo el material para el punto de venta que aparece, así como booktrailer y demás material promocional.

El puente de los asesinos en bolsillo

En apenas unos días Punto de lectura publicará en bolsillo la última aventura del Capitán Alatriste

15 de octubre de 2012

El "Hola" y el "Adiós" de Arturo Pérez-Reverte en el periodismo

EL HOLA
El 23 de junio de 1970 un joven de Cartagena publicaba su primer artículo en prensa escrita. Era en el diario La Verdad y esa media página dedicada a un barco supuso el comienzo de una carrera brillante en el periodismo. Premio Ondas, Premio Goya, Grand Prix de Literatura Policiaca, Premio de la Academia Sueca de novela,Premio Jean Monnet, Caballero de la Orden de las Letras y las Artes de Francia, Duque de Corso y Maestro de Esgrima del Reino de Redonda, Académico de la RAE,Gran cruz del mérito naval, Honoris Causa en la Universidad de Cartagena,... la lista es casi interminable.
Arturo Pérez-Reverte tenía entonces 18 años y el mundo profesional de las letras y la verdad se abría bajo sus pies.
Pueden leer este 1er artículo publicado en los siguientes enlaces:
ICORSO FORO:
http://www.icorso.com/hemeroteca/1ARTI/1ARTI.htm
CAPITAN-ALATRISTE FORO:
http://capitan-alatriste.com/modules.php?name=Forums&file=viewtopic&t=4278 ¡Disfrútenlo!

2 de octubre de 2012

30 de agosto de 2012

Sobre niños, vida y ajedrez

SOBRE NIÑOS, VIDA Y AJEDREZ
Hace poco pasé unos días como espectador de infantería en el legendario Magistral de León, un apasionante torneo de ajedrez que lleva veinticuatro años enrocado en la tierra natal de mi viejo amigo el capitán Alatriste. Esta vez el duelo era de campanillas: el campeón del mundo, Vishy Anand, contra uno de mis jugadores favoritos: el letón nacionalizado español Alexei Shirov, que ha estado dos veces a punto de alzarse con el título mundial. Y disfruté mucho, como digo. Una cena con Shirov me dejó en la cabeza, aparte de mucha simpatía por ese oso grandote y rubio de mirada tierna, algunas ideas útiles para cosas que ando escribiendo estos días. Pero lo que tal vez me interesó más fue el torneo de jóvenes talentos, donde una veintena de niños de entre doce y dieciséis años -el más torpe, capaz de darme mate en diez jugadas, sin despeinarse- compitieron entre sí con objeto de jugar la última partida, los finalistas, en la misma mesa y con las mismas piezas que utilizaban Anand y Shirov.
Lo de los críos y el ajedrez es, por cierto, una asignatura pendiente en España. Demasiado pendiente, creo. Un deporte que también es cultura; un juego antiguo como ése, fascinante, fácil de comprender ya por un niño de cuatro años, sólo es obligatorio en cincuenta colegios españoles y figura como actividad extraescolar en menos de un millar. Culpables de esto son los propios ajedrecistas, a menudo enfrascados en sus propias partidas e incapaces de organizarse para reclamar mayor presencia del tablero en los lugares adecuados; pero también son responsables los padres que, por indiferencia o ignorancia, privan a sus hijos del aprendizaje básico, al menos en su fase elemental, de una disciplina que consideran menos útil que el fútbol o las manualidades artísticas. Y sin embargo, pocos juegos son tan atractivos para un niño como ese lidiar precoz dotado de reglas de cortesía y comportamiento; ese juego divertido, agresivo y elegante al mismo tiempo, que enseña a pensar con razón y lógica a cualquiera que lo practique.
En lo que se refiere a nuestra clase política, imaginen. Su sensibilidad para este asunto equivale a la de un trozo de carne de cerdo poco hecha. El ministerio de Educación y los responsables del deporte español consideran el ajedrez -cuando se les obliga a pensar en él y no tienen más remedio- como la más fea del baile: algo desconocido e incómodo, difícil de encajar en planes educativos diseñados por psicopedagogilipollas seguros de que la igualdad y la excelencia se logran mejor si los niños juegan con muñecas y las niñas al fútbol que si se enfrentan, miden y conocen, al otro y a ellos mismos, sobre un tablero de ajedrez. Un ejemplo: aunque hace ya seis años el Senado aprobó por insólita unanimidad -tendrían prisa por irse de puente o cobrar dietas- instar al Gobierno a que facilitase la introducción del ajedrez en los colegios españoles, tanto el central como los autonómicos de entonces y de ahora se pasaron, y siguen haciéndolo, tan provechosa recomendación por el forro de sus respectivas legislaturas.
En fin. Qué quieren que les diga. Quienes de ustedes me leen desde 'La tabla de Flandes' conocen la importancia que el ajedrez tiene en varias de mis novelas, como en mi concepción del mundo y de las cosas. Soy un mal jugador; pero crecí entre libros, marinos y ajedrecistas, y mis primeros recuerdos están unidos a la imagen de mi padre y sus amigos inclinados sobre un tablero, entre humo de cigarros y pipas. Me acerqué a ese juego desde muy niño, incluso antes de comprenderlo, intuyendo en él claves útiles sobre los misterios insondables o estremecedores de la vida. Después, los cuadros blancos y negros, las piezas en sus escaques, me ayudaron a entender mejor el mundo por donde eché a andar temprano, mochila al hombro. Gracias al ajedrez, o a los perfectos símbolos que lo inspiran -repito que soy jugador mediocre, a menudo torpe-, encajé de modo razonable el miedo al aguzado alfil, el horror de la torre devastadora, la soledad del peón aislado en su casilla, los cuadros blancos, negros, fundidos en grises, de la turbia condición humana. Y mientras estuve -todos estamos alguna vez, tarde o temprano- en el vientre del caballo de madera esperando mi turno para degollar troyanos dormidos, y luego, cuando al regreso con sangre en las uñas la vida me despobló el cielo de dioses, el ajedrez me dio respuestas, consuelo, sosiego y media docena de certezas útiles con las que ahora envejezco, leo, navego y escribo novelas. Otros van a la iglesia, y yo voy al ajedrez. De puntillas, con humildad y respeto, a ver oficiar los misterios de la vida. Como quien asiste a misa.
XLSemanal, 10 de julio de 2011
Arturo Pérez-Reverte
Esta patente es el prólogo del libro de Juan Carlos Chacón Cánovas:
El gran ajedrez para pequeños ajedrecistas. Guía didáctica y práctica para la enseñanza del ajedrez como herramienta en el ámbito educativo
I.S.B.N.: 978-84-695-3507-3
Editado en junio de 2012
En la primera página, este texto: «Sé mover las piezas, como todo el mundo. Pero es un juego que no me da frío ni calor... –dirigió a Muñoz una mirada repentinamente seria–. Yo a lo que juego, mi estimadísimo amigo, es a esquivar cada día los jaques de la vida, que no es poco –movió la mano con desgana y delicadeza, en un gesto que abarcaba a ambos–. Y como usted, querido, como todos, necesito también mis pequeños trucos para ir tirando». (Fragmento de “La Tabla de Flandes”. Arturo Pérez-Reverte. Alfaguara. Madrid. 2007) En agradecimientos: A Francisca Fé Montoya y a Arturo Pérez-Reverte por sus valiosas colaboraciones que empequeñecen con su aportación mi obra y a su vez enriquecen y dan otra dimensión a la misma. Texto que precede al prólogo: Es para mí un honor y motivo de orgullo contar para este libro con el apoyo y gran colaboración de uno de los mejores escritores de las Letras Hispanas: D. Arturo Pérez- Reverte. No voy a ser yo quién presente a este gran personaje y gran persona, por otra parte, que ha tenido la enorme generosidad de prestar su sabiduría y conocimientos a mi humilde obra, que por otra parte adquiere con su participación una nueva dimensión que enriquece el contenido de este modesto libro. No pedí a D. Arturo su colaboración de manera azarosa, ni mucho menos, él es un gran conocedor y practicante del ajedrez, como se puede atisbar en sus obras (véase por ejemplo en su libro “La Tabla de Flandes”), y con el texto que ahora tendréis el gusto de leer, se puede comprobar su compromiso con este juego, además del conocimiento exhaustivo de la situación y realidad que vivimos en nuestro país en torno al ajedrez. Mejor dejo este prólogo en “manos” de D. Arturo Pérez-Reverte quien con sus palabras dejará a las claras una visión y situación del ajedrez que coincide casi en su totalidad con la filosofía y percepción que yo tengo del ajedrez. Gracias D. Arturo.

12 de julio de 2012

Pérez-Reverte termina su esperada novela

Arturo Pérez-Reverte, el novelista español vivo de mayor éxito, acaba de terminar la escritura de su nueva novela "El tango de la vieja guardia". Una historia de amor turbio y espionaje, según él mismo ha comentado en algunas ocasiones, sobre la que puntualmente va publicando anotaciones en su blog a modo de "bitácora de un escritor".

NOVELAENCONSTRUCCION.COM

La novela que será corregida en los meses de estío tiene unas 500 páginas y será publicada como plato fuerte de la campaña navideña de Alfaguara

6 de julio de 2012

el 29 octubre 2007


Ojos que se cierran
para seguir sintiendo, sintiendo que nadie puede verte
Para dejarse llevar sin pensar en ello
Para detenerse en nuestra vida loca y degustar el futuro por venir.
Ada





A. La vuelta al comienzo



Sin haber visto el musical A, todos nos preguntábamos qué es A. Nacho Cano comentaba misteriosamente que A es la primera letra del abecedario, que las palabras vitales como aire, agua, amistad, alegría,…también comienza con A la palabra Anfang, inicio en Alemán. Para Nacho Cano A es el inicio de algo nuevo, un borrar y comenzar de cero pero con toda la experiencia y éxito que le ha proporcionado el musical Hoy No Me Puedo Levantar.

El argumento del musical, describe: "A" es un musical de Nacho Cano en el que, en el seno de una familia tradicional, nace un niño con una voz extraordinaria y cualidades especiales que le hacen ser diferente, su corazón late a ritmo de 3x4


Estamos en Andalucía, en una familia gitana nace un niño extraordinariamente rubio en una familia de morenos. El padre, Arturo (Navares) es músico, un músico sin talento y frustrado, la madre (Berta) es cantaora. La peculiar familia pasa por una abuela que ni habla ni se mueve, siempre en la silla de ruedas, y tres/cuatro tíos (Morlans, Troncoso y Angel Padilla alias “Camaron”, el cuarto no sé que actor es) a cada cual más apañao, unos se mueve por el dinero y otro por las golosinas… Para más inri, el tío Francfurt, Padilla (estuvo viviendo en Alemania) tiene una hija preciosa e inocente.

Pasan seis años y el niño continua sin hablar, no ha tocado a nadie de la familia y sólo parece reaccionar viendo los partidos de liga en TV.

Vienen Francfurt y la prima de visita y ocurre algo inesperado: “ambos primos se tocan”.

Tras un periplo de médicos, parece que el diagnóstico definitivo es que el nene es autista y sólo habla, canta, entona cuando hay cerca un pez vivo. Obviamente llega el momento en que le enseñan solfeo y comienza una exitosa gira de “El niño cantar”, uno niño que solo canta AAA AAA pero que hace millonarios a sus padres (París, EEUU, Italia…todos se rinden a su éxito).

Obviamente el éxito termina. La gallina de los huevos de oro deja de producirlos y enferma.

Volvemos al periplo de los médicos, y su médico de cabecera, con ayuda de un antropólogo muy inspirado por Platón, descubre qué es lo que le pasa… a un niño muy especial cuyo corazón late a ritmo de vals

18 de diciembre de 2008