Deseo

Y de ese modo, desde el vacío, la nada abrióse camino dentro de ella. Sintió un estallido dentro de sí misma y mil pensamientos que se arremolinaron en su cabeza. Mil pensamientos que se resumían en uno sólo: sólo esta vez la amaban de verdad. Ningún otro amante la había deseado con ese ímpetu y había deseado, no sólo penetrarla, sino también su complicidad.

Entradas populares de este blog

Arturo Pérez-Reverte sobre la mujer (Día internacional de la mujer)

"El pintor de batallas" sube a escena

Fechas de la gira EL PINTOR DE BATALLAS en teatros